jueves, 28 de febrero de 2013

::No sé::

Y... ¿?

Tan complicada, tan testaruda, tan desconfiada, tan... tan... tan... ¡tonta!


Como si todo estuviera conspirando para que me topara con su amor al doblar la esquina.


Pensando en alguien que no me piensa, soñando con alguien que no me sueña, llamando a quien no me escucha, mirando a quien no me mira.


¿Amor?, ¡no sé!, ¡no sé!, ¡no sé!... qué difícil es y más aún cuando a esa persona ni le vas ni le vienes.


¿Amor?, no sé, muy pronto para volver a enamorarme.


¿Amor?, no sé, muy confuso para ser amor.


¿Amor?, no sé, muy rápido para ser amor.


¿Amor?, no sé, muy sola para ser amor.


¿Amor? no sé, demasiado dolor para ser amor.


¿Amor?, no sé, tal vez estoy tan desesperada por encontrar un amor que lo veo en cada esquina, tal vez esa desesperación me lleva a ver con cara de amor a cualquier persona que me sonría o que sea atenta conmigo.


Amor-melancolía, amor-tristeza, amor-confusión, amor-odio, amor-desesperación, amor-frustración, amor-sufrimiento, amor-angustia, amor-dolor, amor-hipocresía, amor...


Mendigando amor por todas partes, conformándome con migajas, esperando lo que no llega, llorando por los rincones, muriendo por dentro cada noche y despertando con la promesa de una esperanza casi perdida.


¿Amor?, demasiadas dudas para ser amor.


¿Amor?, muy cansada para ser amor.


...lunk...

viernes, 22 de febrero de 2013

::Su voz::

Ordenado veinte veces, aburrida, cansada, tediosa; contando minuto a minuto el tiempo que falta para poder salir...

Ahí sin esperar nada y con la puerta cerrada para no tener que mostrar una sonrisa hipócrita a los demás, en el momento menos esperado escuche su voz, una voz que me sacudió de los pies a la cabeza, una voz que me erizo la piel, una voz que me desconserto; la voz más dulce, más amable, más placentera, más confiable, y la más hermosa que en mi vida había escuchado...


Una voz que me hizo sonreír como estúpida y me sonrojo sin siquiera conocer a la persona dueña de esa encantadora voz...


Tan desesperada por conocerlo, a punto de salir y verlo, de repente mi voluntad desapareció, el miedo me detuvo y me impidió abrir la puerta, ah! maldito miedo.


Pero... ¿destino?, no lo sé, esa misma tarde lo conocí, me conoció;  hermosa sonrisa, tan amable, tan atento que... aaahh!!! ¡no!. Tal vez no sea el super modelo ni el galán de novela del que a primera vista te enamoras, pero sí es el dueño de aquella voz que me movió desde la primera vez que la oí, es el dueño de esa sonrisa que me recibió cuando me conoció y que me recibía cada vez que nos encontrábamos, el dueño de una de las miradas más lindas que he visto...


AAahhh!!! aquí suspirando como tonta por alguien que probablemente no vuelva a ver en mi vida. 


¿Su nombre? jaja, un nombre tal vez común para los demás, pero a partir de ese día para mi, su nombre es único y hermoso porque le pertenece a él...


¿Amor? no lo sé, muy rápido para ser amor, muy pronto para ser amor, muy tonto para ser amor, muy peligroso para ser amor, muy distante para ser amor, muchas heridas para ser amor, mucho miedo para ser amor...


...lunk...


jueves, 7 de febrero de 2013

:: "Amor" ::

Y aquí esperando noticias del famoso "amor", pero creo que me equivoque de estación porque solo escucho murmullos y silencios.

No hay más, tal vez deje de poner atención en lo simple que es lo complicado del amor, un tú y yo simple y elemental pero muy difícil.


Creo que después de tanto gritar sin ser escuchado, el corazón aprende a callar y sollozar. Sentir sin emocionarse, sentir sin cantar, sentir sin gritar, únicamente sentir...


Conocer un mundo nuevo y diferente donde el amor, sin buscarlo, te encuentra mmm... no lo sé, creo que al fin entendí que eso... eso no existe, más bien que no a todos nos toca la suerte de un amor correspondido...


Pensándolo bien, sí, el amor me encontró, solo que yo no encontré el amor...


...lunk...


domingo, 3 de febrero de 2013

:: Casualidad ::

... Y ahí estaba, de perfil contestando el teléfono, su voz me erizo la piel, de repente él volteo, me miró sorprendido y me sonrió,  fue como si todo de pronto se detuviera, mi corazón comenzó a palpitar -¡bom! ¡bom! ¡bom!-, tan rápido y tan fuerte que lo escuchaba a punto de estallar...

Solo alcance a saludarle con un gesto de sorpresa y seguí caminando, pero a no mas de un metro nos detuvimos porque llegamos a nuestro destino, él colgó, se levanto y camino hacia mi...


Mientras caminaba, yo repase mentalmente tantas formas de saludarlo, tantos detalles, mi tono de voz, incluso los gestos que debía hacer para que no se diera cuenta de lo nerviosa, susceptible y expuesta que estaba por su causa...


En el momento que estuvo frente a mi me volvió a sonreír,  me saludo con mucha propiedad y en ese instante dijo mi nombre en diminutivo, creo que jamas había escuchado mi nombre tan dulcemente pronunciado...


Mi corazón no podía detenerse, y solo alcance a decir "hola", ¡bah! ¿hola? O.o que tonta fui, platicamos unos minutos porque él debía volver al trabajo, fueron los minutos más hermosos que he tenido en mucho tiempo, fue como una brisa fresca, como un volver a la vida después de estar suspendida un largo tiempo, como un recobrar fuerzas y ganas de seguir adelante...


Y así nos despedimos, no fue una platica memorable ni pasara a la posteridad por su gran contenido intelectual, pero si fue de esas conversaciones que te desempolvan la sonrisa y te devuelven a la vida con tan solo un segundo...


...lunk...