domingo, 26 de mayo de 2013

Olvidada

"Al sentirse olvidada lloro, lagrimitas de aserrín..."

Yo no soy la muñeca de la canción pero si me siento olvidada, ¿me olvidaste?...

¿Qué paso?

¿Te cansaste de tu niña, que a pesar de su inmadurez te quiere con todo el corazón?

¿Te cansaste de esta manía mía de sacarte una sonrisa a cualquier precio?

¿Te cansaste de mis tonterías, de mis bromas y de mis niñerías?

¿Te cansaste de mi afán de creer que todo es más fácil con amor?

¿Te cansaste de la forma en que mis ojos se iluminan cuando llegas?

¿Te cansaste de los sueños e ilusiones que compartía contigo?

¿Te cansaste de los te quiero espontáneos que te regalaba en medio de alguna platica?

¿Te cansaste de los silencios que de repente nos invadían y no sabíamos disipar?

¿Te cansaste de las palabras y la "poesía" que cada día te escribía?

¿Te cansaste de mis miedos, inseguridades y melancolías?

¿Te cansase de los misterios y secretos que me envuelven?

¿Te cansaste...?

"Tal vez la culpa es mía por fingir que todo me da risa"

Tal vez te diste cuenta de que, después de todo, no me querías como lo pensabas.

Tal vez te diste cuenta de que no es amor y solo te fuiste.

Tal vez te diste cuenta que no somos el uno para el otro.

Tal vez te diste cuenta de que no somos tan perfectos.

Tal vez, de nuevo, soy la que se equivoco y te entrego el corazón.

Tal vez, tanto miedo tenia de que te fueras que te abrí la puerta.

Tal vez, solo tal vez te cansaste... te cansaste de mi.

Y... esta "muñeca fea" se buscará un rincón y tal vez comenzara a llorar por ti.

...lunk...                                                                                                      IX

lunes, 20 de mayo de 2013

::Llorar::

Y la escena fue más o menos así:

En la habitación mis hermanos, mi madre, la cuñada y yo.

Siguiendo una especie de presentimiento me tumbe en la cama, acomode mi cabeza lo más cerca de la pared que pude, como tratando de que ésta me tragara aunque fuera solo un poquito; me puse los audífonos, cerré los ojos y comencé a llorar.

No fue un llorar ruidoso, no habían "mocos" ni sonidos raros, no habían sollozos ni suspiros entre cortados de esos que suelen acompañar al llanto.

Fue, solo eso, cerrar los ojos, sentir una opresión en el pecho, un doloroso nudo en la garganta y una intensa lluvia de lagrimas que resbalaban y se perdían entre mi cabello y la almohada.

Que ¿por qué llore?, no lo sé, aún no lo sé, solo sé que termino con un gran suspiro que lleno de aire mis pulmones, me seque las lagrimas, apague la música y volví a la realidad.

Nadie lo noto, nadie lo escucho, nadie si quiera se lo imagino y... "la vida siguió como siguen las cosas que no tienen mucho sentido..."

...lunk...

miércoles, 15 de mayo de 2013

:::Odio::

Odio que no estés conmigo cuando hace frio.
Odio no poder refugiarme entre tus brazos cuando todo va mal.
Odio que no me digas al odio cuanto es que me amas.
Odio no verme reflejarme en tu mirada.

Odio no poder impregnarme de tu aroma.
Odio no poder revolver tu cabello con mis dedos.
Odio no caminar de tu mano por la calle.
Odio no sentir tu aliento cerca de mi rostro.

Odio no ver tus labios pronunciar mi nombre.
Odio no poder contar tus lunares (perder la cuenta y comenzar de nuevo).
Odio no ver tus hoyuelos enmarcando tu sonrisa.
Odio no poder compartir el café contigo.

Odio no poder leerte mis libros cada noche.
Odio no poder cantarte mis canciones en las madrugadas.
Odio no poder robarle al amanecer su primer respiro contigo.
Odio no poder acariciar tu labios antes de besarte.

Odio no poder perderme en tu mirada cada día.
Odio no desvelarme con el café de tus ojos.
Odio no poder verte dormir.
Odio no poder velar tu sueño.

Odio, tantas cosas odio, pero más odio a la distancia que no me permite estar contigo.

...lunk...                                                                                                    VIII                                 

sábado, 4 de mayo de 2013

::Cosas::

Tantas cosas que escribir y aún no sé por donde empezar, no sé cómo ordenarlas, no sé cómo explicarlas...

Nudos en la garganta, lagrimas en los ojos, tristeza en la mirada, palabras ahogadas, silencios insoportables, compañías indeseables, abismos en lugar de distancias, indiferencia, intermitencia, hipocresía disfrazada de sonrisa, el vaso de agua colmado de frustraciones y desesperación; tantas ganas de llorar, tantas ganas de gritar, tantas ganas de ser, tanto ahogándose todo en esta soledad que no reconozco, que no disfruto, que no deseo, que no pedí...

Tantas cosas revoloteando por mi cabeza que, ahora pienso, es mejor irse a dormir con la esperanza de que mañana todo sea más claro...


...lunk...